30/11/2017

Autoridades y expertos piden mayores herramientas para que municipios combatan los arriendos abusivos


En el seminario sobre migración y vivienda organizado por la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco), los expositores explicaron que las administraciones locales tienen pocas atribuciones para combatir el fenómeno y pidieron mayor involucramiento del Gobierno en esta temática.


El Alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, inauguró el seminario “Migración y Vivienda, subarriendos abusivos en Santiago: desafíos para la comuna capital”, donde autoridades municipales y expertos, entre los que destacó el ex Jefe del Departamento de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior, Rodrigo Sandoval y el propio edil, pidieron mayores atribuciones para que las municipalidades puedan abordar los subarriendos abusivos, que afectan principalmente a familias migrantes recién llegadas al país.

“Hoy la legislación actual no está dando el ancho, el subarriendo no es penado, está permitido por la ley”, dijo el Alcalde. Actualmente, a través de la ley General de Urbanismo y Construcción, es posible declarar inhabitable las propiedades que presentan construcciones irregulares, a lo que se suma la ordenanza 113 del municipio, que regula el pago de patente en caso de arrendamiento o subarrendamiento de unidades habitacionales en un inmueble con fines residenciales a más de una familia.

El jefe comunal explicó que “hay un abuso del que están siendo víctimas los migrantes del que tenemos que hacernos cargo. Nosotros muchas veces, como Municipalidad, cuando las casas están tomadas y tienen peligro estructural tenemos que proceder a los desalojos, pero no podemos dejar a esas familias en la calle y los apoyamos para poder encontrar una vivienda nueva”.

Fotos: Mara Daruich

Por su parte, Rodrigo Sandoval, criticó que el Gobierno no tenga “una normativa para hacerse cargo del tema y las municipalidades terminen subsidiando al Estado en las respuestas que las personas migrantes necesitan. Si vemos una vivienda que no cumple con las condiciones necesarias para su habitabilidad llegan diversos organismos a multar y desalojar, y esa no es el resultado que queremos”.

Según estimaciones del municipio, viven cerca de 40 mil migrantes, lo que representa al 13% de la población total, en su mayoría jóvenes de entre 20 y 39 años. Este fenómeno, que llegó para quedarse, se refleja también en las escuelas y liceos de la comuna, cuya matrícula de extranjeros llega al 15%. Además, solo este año se han entregado 497 subsidios a personas afectadas por arriendos o subarriendos abusivos.

El Alcalde explicó que “en Santiago necesitamos más herramientas para combatir este tipo de situaciones. Tenemos claro que debemos darle una solución habitacional a los migrantes que están llegando, pero que la vivienda no esté en ruinas, tenga las instalaciones eléctricas adecuadas y que si alguien está haciendo negocios con este tema, pague impuestos. Algunas veces nos ha tocado ver a más de 30 personas viviendo en el mismo lugar con camarotes separados por simples cortinas y esas condiciones no son las mejores”.

En tanto Sandoval recalcó, que en esta situación, el “Estado no está dando el ancho para lo que es la realidad migratoria diversa y multisectorial”.

Por último, Alessandri explicó, a raíz del incendio que afectó a una propiedad fiscal ocupada ilegalmente en Estación Central, que en Santiago no hay inmuebles fiscales tomados, pero sí municipales, los que fueron desalojados y las familias reubicadas con el apoyo de Dideco a través de subsidios de arriendo.


Abrir